Características de las mantas rayas

La manta raya parece ser un misterio para la mayoría de la gente, el explorar sus características puede ayudarle a verlos como lo que realmente son, criaturas acuáticas realmente fascinantes.

manta rayas


Pueden medir hasta 25 metros de longitud y pesar tanto como 5.000 libras.

Algunos tipos de manta rayas participan en el proceso de migración.

Pueden perder su membrana mucosa protectora si son tocados por los seres humanos.

La manta raya tiene el cerebro más grande entre todos los tiburones y las rayas terrestres.

Muy pocas veces encontrará una manta raya en cautiverio, debido a sus dimensiones son demasiado difíciles de mantener. Actualmente sólo son encontrados en cuatro acuarios del mundo.

El promedio de vida de una manta raya es de 20 años.

Son parientes muy cercanos del tiburón. Irónicamente, los tiburones, así como las ballenas son sus principales depredadores. También están estrechamente relacionados con la raya pero no tienen un aguijón.


Son increíbles a la hora de realizar acrobacias.

La manta raya se clasifica como un pez. Es uno de los mayores peces del mundo y sigue siendo uno del que sabemos muy poco.

No tienen esqueleto óseo.

La especie más pequeña de manta raya es el diabolis mobula, de sólo alrededor de 2 pies de largo.

Existen mitos de que la manta raya consume personas, son falsos. Estas son criaturas muy suaves que son capaces de acercarse a los seres humanos sin dañarlos.

La manta raya sólo es superada en tamaño, en el mundo marino, por los tiburones y las ballenas.

Sólo cuatro mantas rayas en el mundo se encuentran en cautiverio, lo hacen bien en ese ambiente, pero son tan grandes que resulta muy difícil justificar el costo de su mantenimiento.

Una de las razones por las cuales la gente suele pensar que la manta raya es peligroso es porque su cuerpo parece ser como el de un murciélago enorme.

Las aletas abiertas de una manta raya pueden medir más de 20 pies de longitud.

Aunque la manta raya tiene muchas filas de dientes afilados, no las utilizan para comer, en su lugar poseen un sistema de filtrado.

Las mantas rayas no tienen nariz, una característica sin duda singular.

La boca de la manta raya se encuentra en la parte superior de la cabeza en lugar de en la parte inferior.

En 2008 una gran manta raya fue descubierta en una acera en San Francisco, California. No se sabe cómo llegó allí ni por qué alguien la dejaría, las autoridades tuvieron éxito en devolverla al agua.

Mucha gente ve a la manta raya como un tiburón aplanado, debido a la anatomía general de la que dispone este pez.

El movimiento de sus aletas a través del agua es similar a la de un pájaro batiendo sus alas.

Muchas mantas rayas se mezclan bien en la costa, tienden a ser pisados por personas que no tienen ni idea de lo que está por debajo de sus pies.

Son nadadores rápidos y considerados como uno de los peces más elegantes al nadar.